LLÁMANOS | +34 96 160 90 52 | | |

¿Formato papel o Formato digital?

Los documentos impresos y encuadernados no sólo reflejan la profesionalidad de tu negocio sino que ayudan a retener la información allá donde la estés presentando.

Además, nuestra experiencia nos lleva a destacar una característica que nos provoca principal y personalmente la lectura en papel: el nivel de atención.

Quizás a vosotros también os pasa que, cuando leéis en digital dais atención hasta un límite y saltáis a otra cosa, ávidos de nueva información.

Es por ello destacable la idea de reasignar con más fuerza el formato papel en nuestras vidas.
Retomar el ritmo lento que detiene la mirada y nos enfoca en lo que estamos viviendo.
Asimilar más y distraernos menos, algo fundamental en cualquier actividad de nuestra rutina diaria.

 

Sin embargo, en los últimos tiempos hemos dejado entrar numerosos estímulos a nuestras vidas por diversas vías que nos dispersan en nuestra tarea de focalización, siendo un hecho que la concentración es la base para prosperar en cualquier actividad que se emprenda.

Leer en papel es un perfecto aliado para cambiar y establecer nuevas rutinas, para centrarnos sólo en aquello que tenemos entre nuestras manos.

Otras de las numerosas ventajas que este formato aporta, entre otras de las que queríamos destacar, serían:

 

  • Conocer el número de páginas al que nos enfrentamos, saber dónde empieza y dónde acaba la información y verla en su conjunto de un vistazo.
  • Información almacenada en el tiempo, para poder revisarse en cualquier momento, cuando se desee.

 

Por último mencionar algo que parece muy obvio, pero que no tiene el formato digital y sí el tangible: la seguridad de que la disponibilidad para leer ese documento es inmediata.

No habrá que esperar a que la batería esté completa o haya una conexión a internet.

 

 

Y en vuestro caso, ¿cuál formato se adapta más a vuestras vidas?